MODIFICACIÓN DEL DOCUMENTO BÁSICO DEL CTE

El 12 de septiembre se llevaba a cabo la primera de las tres actualizaciones del CTE previstas de aquí a 2020. Esta modificación afecta a la calidad térmica de la envolvente cuyos espesores de aislamiento se ven reforzados, un cambio que afecta directamente a la ventana.

El pasado jueves 12 de septiembre se publicaba en el BOE de la modificación del Documento Básico del CTE DB-HE relativo al “Ahorro de Energía”. Este cambio surge con el fin de alcanzar el Objetivo 20-20-20: conseguir que todos los inmuebles a partir de 2020 sean “Edificios de Consumo Casi Nulo”. Para ello es necesario establecer nuevos requisitos básicos en la edificación que aseguren la proyección de éstos en base a la calidad, la sostenibilidad y el uso racional de los recursos energéticos.

Desde ahora, la vivienda se entiende como el resultado del estudio global de las necesidades energéticas del edificio y ya no como el resultado de la adición de las diferentes partes. Además, la clave deja de ser el consumo, que también se ha restringido, y pasa a ser la demanda. Es decir, que la prioridad ahora es la cantidad de energía que el edificio necesita para alcanzar unas condiciones de habitabilidad y confort en el interior, lo cual se mide por el uso y por el aislamiento térmico de la envolvente, y por ende, de la ventana.

En su Apéndice E, este documento establece unos valores orientativos de los parámetros característicos de la envolvente térmica para el predimensionado de soluciones constructivas en uso residencial. Esta tabla fija el rango la transmitancia térmica adecuada para los huecos de las diferentes zonas climáticas en función de la captación solar que reciben dichos huecos, pudiendo ser ésta de un nivel bajo, medio o alto:

modificacionCTE_imagen

Pero, hay que tener siempre presente que estos valores son orientativos, es decir, de son valores de referencia, lo que significa que a lo mejor a la hora aplicarlo a un proyecto, por las características concretas de éste, pueden resultar insuficientes y que el proyecto requiera cumplir con niveles más exigentes. Así, las necesidades de aislamiento térmico de las ventanas son notablemente superiores que las exigidas por el CTE de 2006, llegando en algunos casos a triplicar la necesidad de aislamiento de la ventana.

Póngase en contacto con nosotros.

Viuda de Manuel Vicente

Enlace permanente a este artículo: http://viudademanuelvicente.es/modificacion-del-documento-basico-del-cte/